Colegio Enfermería y AJE acuerdan extender la RCP a los jóvenes empresarios de la provincia

El Colegio de Enfermería de Ciudad Real y la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) han firmado un acuerdo de colaboración para extender el aprendizaje y práctica de primeros auxilios y las maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) entre las empresas asociadas que la organización empresarial tiene en Ciudad Real

Los talleres, que durarán en torno a una hora y media entre teoría y práctica, serán impartidos por el grupo de trabajo creado en el Colegio de Enfermería y en el que participan los enfermeros Tania Sánchez Aparicio, Gema Peinado Peral y Santos Barba Cabañas. El objetivo de este convenio es llegar a las mas de 200 empresas asociadas que AJE tiene en la provincia de Ciudad Real. A partir de este mismo mes, los integrantes del grupo de trabajo del Colegio de Enfermería trazarán un organigrama para coordinar todas las acciones formativas según vayan siendo solicitadas por los Jóvenes Empresarios.

La presidenta de AJE, Cristina Tirado Rivero, se mostró agradecida al trabajo del Colegio de Enfermería «para hacer de las empresas adheridas a AJE, entornos de trabajo seguros que permitan a los trabajadores ejercer su función con garantías, lo que sin duda redundará en entornos más saludables y productivos”, aseguró. Por su parte, el presidente del Colegio de Enfermería Ciudad Real, Carlos José Tirado Tirado, indicó que “es un motivo de satisfacción poder extender la práctica de los primeros auxilios y la cadena de supervivencia a un colectivo joven y comprometido con la salud de sus trabajadores como son los empresarios de nuestra provincia”.

Cristina Tirado explicó que los talleres se pondrán en marcha a partir del 17 de febrero, por lo que las empresas interesadas pueden ponerse ya en contacto o con AJE o con el Colegio de Enfermería para recibir toda la información necesaria sobre la iniciativa. Además, ambos organismos ponen a disposición de las empresas que lo necesiten sus instalaciones para realizar los cursos, que también se pueden impartir en la propia empresa.

Es obvio que enfermería ejerce un papel relevante en la educación para la salud de los ciudadanos, de cara a la prevención del paro cardiaco. Por ello, el Colegio de Enfermería apuesta decididamente, poniendo recursos materiales y humanos para mejorar la atención a las urgencias que, en el caso concreto del paro cardiaco y la RCP, requiere también la implicación del máximo número de ciudadanos posible.

Los ciudadanos -y en este caso los empresarios jóvenes -son un elemento clave en la cadena de la supervivencia. El Colegio de Enfermería considera, atendiendo a la evidencia científica disponible, que la mejor estrategia para incrementar las tasas de supervivencia en el paro cardiaco extrahospitalario consiste en aumentar las tasas de resucitación por los ciudadanos que son testigos de este.

La reanimación cardiopulmonar es el conjunto de maniobras básicas, temporales y normalizadas destinadas a mantener la oxigenación de los órganos vitales cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene súbitamente, independientemente de la causa de la parada cardiorespiratoria. La realización de estas maniobras de forma inmediata tras el paro cardiaco y hasta la llegada de los servicios de emergencias es fundamental para la supervivencia del paciente.

En España se producen en torno a las 30.000 paradas cardiacas súbitas al año, cerca de 100 al día, y casi el 80% de los casos tiene lugar en el entorno laboral, la vía pública o en los hogares de los pacientes. La supervivencia en nuestro país tras una parada cardiaca es muy baja, en torno al 5%. Esta cifra se podría aumentar considerablemente si la población en general tuviera unos conocimientos básicos sobre cómo realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP) y cómo utilizar un desfibrilador semiautomático (DEA).